El cortometraje “Non me espera ninguén” clausurará el 25 OUFF

Morris en Non me espera ninguén
  • La pieza, dirigida por Amanda Ortega, se estrenará en la gala de clausura 

  • Acompañará a la película “Luarada” del  ourensano Óscar Doviso el próximo 3 de octubre

 El cortometraje “No me espera ninguén”, dirigido por Amanda Ortega, se estrenará en la gala de clausura de la 25 edición del Festival de Cine de Ourense. Se trata de una comedia romántica protagonizada por Antonio Durán Morris e Isabel Blanco que ha sido rodada en los últimos meses en Ourense y Os Peares. Basada en un relato de José Antonio Pastor, cuenta con la producción de Ézaro Films, comandada por José Montero junto con el ganador de varios Premios Goya, Ángel de la Cruz, que firma también el guión.  

Una historia muy ourensana

Cartel-non-me esperaLa ciudad de Ourense y Os Peares, lugar de origen de Morris, también son protagonistas en esta obra. El apeadero del ferrocarril de la villa o las salas de exposición de los trenes eléctricos en miniatura del  Centro Cultural Marcos Valcárcel han servido de escenario perfecto para el rodaje. El círculo se cierra con la elección del corto para la clausura de la 25 edición del certamen de cine ourensano. “Para todos nosotros es un honor y un privilegio poder llevar a cabo nuestro estreno coincidiendo con un momento tan especial para el OUFF en el que se celebra su cuarto siglo de vida. Esperamos que el Festival de Ourense sea el punto de partida para presentar nuestro trabajo por muchos otros e importantes festivales tanto en España como en el resto del mundo. Este es un tren al que no podemos dejar de subirnos” afirma el productor y guionista Ángel de la Cruz. 

En “Non me espera ninguén” encontramos a Pepe, (Antonio Durán «Morris») jefe del apeadero de Os Peares, una pequeña villa gallega de la provincia de Ourense a orillas del Miño, un hombre bastante solitario y taciturno que dedicó su vida a los trenes. Un día conoce a Helena, una pintora bohemia y romántica de vacaciones en el pueblo que todos los jueves toma un tren para ir a la ciudad. Pepe se enamora de ella pero se pasan los días -y los trenes- sin atreverse a decirle nada. Cuando parece que definitivamente va a superar su timidez, Helena no vuelve a aparecer por allí. Ya jubilado, visitando una exposición de trenes eléctricos en Ourense, descubrirá que hay trenes que solo pasan una vez.

Amanda Ortega (Madrid, 1989) ha trabajado como ayudante de producción, asistente de cámara o en la fotografía de diversas piezas audiovisuales antes de lanzarse a dirigir este su primer trabajo,  “Non me espera ninguén”. Para la directora, el corto “es una metáfora de la vida a través de la reflexión sobre la soledad, o más concretamente, sobre la brevedad de la vida y el deber que tenemos de no desaprovecharla. Es decir, Carpe diem. Todo esto contado con ironía y con mucho humor, con la esperanza de que sirva para concienciar a los que nunca asumen riesgos y con la necesidad de no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy, porque tal vez ese mañana nunca llegue”.