• Ángel de la Cruz presentó el film que servirá de clausura del Festival de Cine de Ourense

  • En el primer trabajo como directora de Amanda Ortega, Ourense juega un papel muy importante

 

El cortometraje “Non me espera ninguén”, primer trabajo como directora de Amanda Ortega, se estrena en la gala de clausura del 25 aniversario del Festival de Cine de Ourense. Junto a la proyección del adelanto de “Luarada”, ambas piezas serán el punto final de una edición con profundo sello ourensano tanto en las figuras seleccionadas para homenajear como en las películas de apertura y cierre, rodadas en parte o íntegramente en Ourense.

Ángel de la Cruz, productor y guionista, comentaba que “hace dos meses justos estábamos rodando en Peares y hoy estamos en el mejor sitio para estrenarla”. Los dos escenarios principales de la corta eran un apeadero de tren y un museo “y la directora quería contar con Morris, que tiempo atrás me había descubierto Os  Peares. Luego aquí en el Centro Cultural Marcos Valcárcel descubrimos que había una exposición de trenes en miniatura y vimos que todo casaba a la perfección”.

La proyección de esta noche será un estreno total ya que, como aseguró Ángel de la Cruz, “ni siquiera los miembros del equipo pudimos verla en pantalla grande. Estamos muy agradecidos tanto a la Diputación como al festival por su apoyo”.

Un corto de amor

“Non me espera ninguén” es una comedia romántica protagonizada por Antonio Durán Morris e Isabel Blanco, basada en un cuento de José Antonio Pastor. La pieza cuenta con la producción de Ézaro Films, comandada por José Montero junto con el ganador de varios Premios Goya, Ángel de la Cruz, que firma también el guion. 

El  apeadero del ferrocarril de Os Peares y la salas de exposición de los trenes eléctricos en miniatura del Centro Cultural Marcos Valcárcel sirvieron de escenario para el corto dirigido por Amanda Ortega que por primera vez llega a la pantalla grande.